Patólogo Mérida - Laboratorio de Patología en Mérida Yucatán , Anatomía patológica y Biología molecular, Cito patología, Captura de híbridos, Inmunohistoquímica.

¿QUÉ ES EL CÁNCER CERVICOUTERINO?

El cáncer es una enfermedad en la cual las células en el cuerpo se multiplican sin control. Cuando este comienza en el cuello del útero, se llama cáncer cérvicouterino, o cáncer de cérvix, o cáncer del cuello del útero.

El cáncer se puede extender a otras partes del cuerpo posteriormente

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la causa principal de cáncer de cuello uterino en las mujeres. También es un factor de riesgo para el cáncer de pene en los hombres y anal en hombres y mujeres.

Los mismos tipos de VPH que infectan las áreas genitales pueden infectar la boca y la garganta.

 El VPH generalmente se transmite de una persona a otra mediante el contacto piel a piel durante      cualquier tipo de relación sexual

La infección por VPH es muy común, y la mayoría  de las mujeres y de los hombres pueden tenerlo alguna vez en su vida, aunque no lo sepan o no tengan síntomas. En la mayoría de las personas la infección del VPH desaparece por sí misma en menos de un año, sin causar problemas de salud. Pero en algunas personas, especialmente en aquellas mayores de 30 años, la infección persiste por años y puede causar cáncer.

El VPH puede causar cambios en las células en el cuello uterino. Los tipos de cambios cubren la gama desde lesiones de bajo riesgo, lesiones precancerosas, hasta cáncer.

Las verrugas genitales ocasionadas por el VPH pueden desaparecer por si mismas o pueden requerir extirpación, pero no suelen causar cáncer.

Las lesiones precancerosas son una etapa precursora del cáncer cervicouterino. Estas lesiones pueden transformarse en cáncer a lo largo de muchos años si no se tratan tempranamente.

 

¿QUIÉNES PUEDEN CONTRAER EL VPH Y ESTÁN EN RIESGO DE CÁNCER CERVICOUTERINO?

Todas las personas que han tenido relaciones sexuales sean vaginales, anales, orales, u otro piel a piel, corren el riesgo de contraer el VPH alguna vez en la vida. Una infección por VPH puede desaparecer por si misma, sin síntomas y sin desarrollarse en cáncer.

Quienes  tienen   más   riesgo  de  desarrollar cáncer cervicouterino son aquellas mujeres que  tienen  una infección por VPH persistente y las que tienen  otros factores de riesgo, tales como tener relaciones sexuales desde muy  jóvenes, o si ella o la pareja han  tenido diversas parejas sexuales en la vida.

Hay  otros factores  que  aumentan  el  riesgo  de VPH  y  cáncer cervicouterino entre las mujeres, pero que no lo causan por sí mismos. Tienen mayor riesgo:

Las mujeres que fuman

Quienes tienen alguna enfermedad que afecte el sistema inmunológico

Quienes no se someten a exámenes preventivos

 

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL CÁNCER CERVICOUTERINO?

Es conveniente educar a niñas y niños en sexualidad y la infección por el VPH, de acuerdo a su edad y su cultura  así como promover el uso de la vacuna contra el VPH y proveerla en escuelas y centros de salud, como también promover el uso y proveer de condones para aquellos que han iniciado su actividad sexual; y advertir a niños y niñas sobre el uso de tabaco pues es un factor de riesgo para todos los tipos de cáncer, incluyendo el cáncer cervicouterino.

El PAP o citología

El  examen  ginecológico  con  la  prueba  de  PAP  o  citología convencional o de base liquida sirve para detectar los cambios en las células del cuello ocasionadas por el VPH para saber si estos son normales o anormales. La muestra la toma un proveedor de salud usando una espátula, o un cepillo durante un examen ginecológico. Las muestras se envían a un laboratorio especializado para obtener los resultados.

Es muy importante que la mujer pregunte y recoja los resultados de su examen de detección y siga las indicaciones del médico.

Si los resultados son anormales, es necesario que la mujer se haga los exámenes indicados o tratamientos, aunque se sienta bien y no tenga síntomas. Las pruebas y tratamientos para detectar el pre- cáncer son seguros y efectivos para no se transforme en cáncer.

LA PRUEBA DE DETECCIÓN DE VIRUS DE PAPILOMA HUMANO (VPH)

  El examen ginecológico con la prueba del virus del papiloma humano (VPH) sirve para detectar infecciones debidas a los tipos de VPH que pueden causar cáncer e identificar a las mujeres en riesgo para cáncer cervicouterino. Las pruebas    de VPH se envían a un laboratorio especializado para obtener los resultados.

  Si los resultados son normales (VPH negativos), la probabilidad de que la mujer tenga cáncer de cuello uterino en los próximos años es muy baja.

  Si la prueba encuentra un tipo de VPH de alto riesgo, la mujer necesitará un diagnóstico o tratamiento para destruir las células del cuello uterino y el crecimiento celular anormal causado por una infección persistente con VPH de alto riesgo.

  Colposcopía

  Es un procedimiento efectuado por un especialista, mediante el cúal se utiliza un instrumento con aumento y  luz

  Para examinar el cuello uterino, la vagina y la vulva.  La colposcopía se usa para revisar si hay cáncer de cuello uterino, vagina y vulva, y cambios que puedan ocasionar cáncer.

  Las intervenciones de prevención del cáncer cervicouterino varían según la edad de la mujer.

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda lo siguiente:

  • Para las niñas entre los 9 y 13 años, que no han iniciado una vida sexual, existe una vacuna que previene la infección por el VPH
  • Como mínimo, se recomienda realizar pruebas de detección temprana  a  toda  mujer  de 30  a  49  años de edad al menos una vez en la vida.  Las pruebas de detección temprana pueden extenderse a mujeres tanto más jóvenes como de más edad, según sus factores de riesgo de presentar lesiones precancerosas.

Acudir por lo menos una vez al año a consultar con un médico especialista.